Palabras de la Embajadora con motivo de la Fiesta Nacional [fr]

JPEG

Discurso de la Embajada de Francia, Anne Grillo durante la celebración de la iesta Nacional de Francia.

Mexico, 14 de julio de 2019

Libertad, igualdad, fraternidad. Con la esencia de estos valores ─lo saben ustedes bien amigos mexicanos─ Francia creó su lema. Y porque son universales, los compartimos con todas las grandes democracias como México. Son estos valores los que cristalizan nuestra unión en este 14 de julio.

Libertad. Para muchos franceses y sus descendientes aquí presentes, México fue una tierra de libertad. Me refiero en particular a los que huyeron del nazismo y el fascismo gracias a Gilberto Bosques, enviado por el Presidente Lázaro Cárdenas en 1939 como Cónsul General de México en Francia. Para nosotros fue más que evidente dar su nombre a nuestro premio franco-alemán de Derechos Humanos, que conferimos este año al Centro de Derechos Humanos de las Mujeres de Chihuahua.

Igualdad. Porque compartimos esta convicción de que el futuro debe construirse con las dos mitades de la humanidad ─en igualdad de condiciones─ nosotros, franceses y mexicanos, con ONU Mujeres, estamos preparando juntos el Foro Generación Igualdad del próximo año: 25 años después de la conferencia de las Naciones Unidas de Pekín, sobre las Mujeres.

Fraternidad. Es con este ímpetu con el que vinieron ustedes hacia nosotros, en un espíritu de comunión, luego del incendio de Notre Dame de París, unidos todos en la emoción de la fraternidad. Y es con un entusiasmo fraternal ─desde el mes de abril, en Lille─ que los franceses han reservado un lugar de honor a México, a su cultura, a su patrimonio, a su gastronomía, a su cine, en el marco del magnífico festival Eldorado.

¿Pero cómo hacer que viva este ideal de libertad, de igualdad, de fraternidad en el mundo que se impone a nosotros, hoy día?
Un mundo peligroso, devastado por las crisis, el terrorismo, los tráficos de toda clase; un mundo desestabilizado por las migraciones; un mundo lleno de desafíos, de la transformación de nuestras sociedades industriales, a la evolución de nuestras organizaciones de trabajo, pasando por la urgencia climática; un mundo ─por último─ en el cual las nuevas tecnologías modifican nuestra relación con el tiempo, fracturan nuestras sociedades y agudizan sus aspiraciones y sus impaciencias.

Es sin duda injusto, pero estos retos acumulados afectan en primer lugar a los países democráticos y abiertos como los nuestros, México y Francia.

¿Acaso es preciso, sin embargo, renunciar a este horizonte de libertad, de igualdad y de fraternidad? ¡Para nada! Mantengamos el rumbo, juntos, lúcidos y determinados, porque estamos comprometidos con la paz y con el derecho internacional. Y porque nuestras historias y nuestras culturas son las de pueblos que aspiran a la justicia, a la equidad y a la democracia.

No renunciemos, franceses y mexicanos, a actuar para defender un orden multilateral más justo, más eficaz y más protector.

Debe ser, ante todo, nuestro interés bien entendido: corresponde a ustedes mexicanos, a nosotros franceses, a nosotros países democráticos, aliviar las tensiones de los “frente a frente” que pueden imponer la geografía, la historia, y todas las formas de dependencias, financieras o tecnológicas. Y nos corresponde también hacer frente juntos a las amenazas unilaterales y proteccionistas.

Contar con instancias internscionales fuertes, implica también tener la garantía de ser escuchados, comprendidos y apoyados cuando necesitamos de la comunidad internacional. Es algo que será decisivo para el plan de desarrollo integral de Centroamérica que promueve, de manera fundamentada, México, que la Unión Europea apoya con firmeza y que Francia suscribe plenamente.

Por último ─y esto es una oportunidad─ es posible lograrlo juntos. México y Francia ya están presentes en las instancias que cuentan en el escenario internacional: Naciones Unidas, G20, OCDE; además, nuestras alianzas regionales atlánticas y pacíficas se complementan.

Pero los vínculos entre Francia y México no se resumen a nuestra contibución colectiva a la estabilidad internacional. Nuestra relación es y seguirá siendo, ante todo, una historia de profunda amistad entre nuestros pueblos, animada por estos valores compartidos de libertad, de igualdad y de fraternidad, con la preocupación constante de desarrollar proyectos con beneficios mutuos.

Somos amigos, verdaderos amigos, es decir que podemos contar unos con otros. Y como las palabras tienen un sentido, me gustaría citar cuatro proyectos inéditos ─que conducimos juntos este año─ para ilustrar mis palabras:

  • En primer lugar, la creación de la primera universidad tecnológica bilingüe francés/español de América Latina en el municipio de Juárez, en Monterrey. A partir de septiembre recibirán una formación en los oficios de la mecatrónica y de las energías renovables, 70 jóvenes al año, cuyo futuro, hasta ahora, se concebía, para la mayoría de ellos, en la calle o tratando de cruzar un muro.
  • Después, Mexicanas 4.0. ─el primer foro del empleo de las mujeres egresadas de carreras en la industria del futuro y de las nuevas tecnologías─ con la participación de más de 30 empresas y 3000 jóvenes mujeres. Cuando todas las solidaridades participan, el curso de nuestras vidas puede transformarse.
  • Tercer proyecto: el primer seminario franco-mexicano sobre la deontología y la transparencia al servicio del interés general, con la Secretaría de la Función Pública y México Evalúa. Ahí se abordaron la prevención de los conflictos de interés, la lucha contra la corrupción, el control del gasto público, por sólo citar algunos de los temas tratados. Para volver a dar confianza a sus ciudadanos y respetar el contrato social, el Estado necesita una función pública fiable cuya profesionalización y probidad sean la garantía de una administración igual para todos.
  • Por último, nuestra cooperación con la Fiscalía General de la Ciudad de México en la refundación de su protocolo de averiguaciones para los homicidios. Un proyecto muy concreto que da su sentido a los valores que queremos promover. En efecto, una investigación bien hecha es la garantía de un proceso judicial emprendido sobre bases incontestables. Y sin una investigación incontestable, no habrá jamás una lucha verdadera contra la impunidad, contra la inseguridad, contra la corrupción y por el respeto de la vida.

Queridos amigos mexicanos, Francia y los franceses desean con vehemencia reforzar todavía más los lazos que los unen con su país.

Esto es perfectamente claro para nuestras empresas presente en este país, en el cual tienen fe, en dónde han desarrollado –en el caso de muchas de ellas– sus plantas más modernas del mundo; en donde son empleadores importantes y responsables (120 000 empleos), en donde quieren seguir invirtiendo y asumir su parte de riesgo, siempre y cuando las reglas del juego sean claras y estables.

Grandes presidentes y directores generales de empresas franceses han venido a México durante estas últimas semanas, para reiterarles su firme compromiso.

La situación es muy clara: ya se trate de inversiones, de cooperación educativa, científica, cultural, técnica, nuestros compromisos no datan de ayer; están basados en la confianza, en compartir experiencias y en prácticas antiguas de trabajo en común.

3/ Con Francia, tienen ustedes un aliado en el centro de Europa. Europa, ahí también las palabras tienen un sentido. En 20 años, la Unión Europea y sus 28 Estados miembros

-  se convirtieron en el tercer socio comercial de México,
-  en su segundo inversionista,
-  en su segundo socio de cooperación,
-  en el primer donante en Centroamérica y en el Caribe.

La renovación del acuerdo global Unión Europea/México ofrece una oportunidad histórica para ampliar y profundizar nuestra relación política y aumentar nuestros intercambios.
La Unión Europea les tiende la mano. No dejen pasar esta oportunidad que podría dar a nuestra relación un rumbo nuevo. Podemos alcanzar tantos éxitos juntos.

***
(En français) compatriotes,

Voilà deux ans que je sillonne ce pays. De Tijuana a Tapachula, vous êtes partout ! Quel plaisir et quelle fierté ! Que vous viviez au Mexique de longue date ou que vous soyez de passage, que vous soyez chefs d’entreprises, chercheurs, bénévoles d’association, journalistes, professeurs, vous êtes plus de 40 000 à me confier la même histoire au gré de nos rencontres : votre attachement profond à cette terre mexicaine ; les espoirs et les préoccupations que vous partagez avec les Mexicains ; votre envie de rendre au Mexique et aux Mexicains ce qu’ils vous apportent.

Cela vous honore et vous avez raison : le Mexique est un pays unique, merveilleux, qui se vit intensément, qui tire sa force de ses femmes et de ses hommes exceptionnels. Le choix du Mexique est aussi celui que la France a fait politiquement en le comptant dans ces partenaires naturels.

Dans votre engagement à porter haut les couleurs d’une France innovante, créatrice, ouverte, généreuse, engagée, vous n’êtes pas seuls. Votre pays est à vos côtés.

Qu’il s’agisse d’abord de votre sécurité, vous bénéficiez d’une assistance et d’une protection consulaire 24 h/24, 365 jours sur 365, grâce à notre consulat général, notre service de coopération de police, et à nos 17 consuls honoraires bénévoles – beaucoup sont là aujourd’hui et je les salue-, avec le soutien des autorités mexicaines que je voudrais sincèrement remercier.

Votre pays est à vos côtés pour que vous puissiez exercer vos droits de citoyens. Vous avez été plus de 13 000 à voter pour les élections européennes. Vous voterez l’année prochaine pour vos conseillers consulaires.

Votre pays est à vos côtés pour faciliter votre vie quotidienne. Vous avez accès à la quasi-totalité des services qu’une mairie ou une préfecture peut offrir en France ; vos enfants peuvent être scolarisés dans une de nos 5 écoles franco-mexicaines, y compris si besoin, avec une bourse de l’Etat. Plus de 500 ont été octroyées cette année soit plus de 2 millions d’euros.

D’aucuns considèrent qu’il s’agit d’un service normal. Il n’y a pas de normalité en la matière, d’autres pays n’ont pas la même considération pour leurs ressortissants à l’étranger. Il y a un choix politique fait par la France, fait par le Président de la République: vous protéger, vous aider, vous permettre d’exercer vos droits de citoyen français à part entière. Vous pouvez compter sur une ambassade et un consulat qui ne ménagent ni leur temps, ni leur peine.

Dans cette mission, je voudrais souligner l’engagement sans faille à mes côtés de nos 5 conseillers élus des Français de l’étranger que je salue chaleureusement aujourd’hui, mais aussi de nos parlementaires, Français de l’étranger ou des groupes d’amitié France/Mexique qui nous apportent un soutien précieux. Merci M. le Député.

Chers compatriotes, vous connaissez ma conviction : nous sommes plus forts, plus créatifs, plus performants quand nous unissons nos énergies et nos compétences. Plus que jamais, je crois à la force d’entraînement d’une Equipe France unie pour continuer à oeuvrer au renforcement de la relation avec le Mexique.

***

(En español). Me gustaría concluir agradeciendo muy sinceramente a nuestros patrocinadores su fidelidad y su confianza. Sin ustedes, este momento de fraternidad franco-mexicano anual no sería posible. ¡Mil gracias!

Mis últimas palabras van dirigidas a mi equipo, para expresarle mi reconocimiento por el trabajo realizado este año, y manifestarle el orgullo que siento de ser la embajadora de un equipo entregado al servicio de nuestro país, al servicio de los franceses de México, al servicio de la amistad franco-mexicana. 45 de ustedes se van este verano. Es con emoción que les digo “au revoir” deseándoles mucho éxito personal y profesional.

Y antes de que la fiesta comience:

¡Vive la France, viva México, viva la amistad franco-mexicana!

Dernière modification : 15/07/2019

Haut de page