Las prioridades de Francia en la 74ª Asamblea General de las Naciones Unidas

La juventud del mundo estero se manifiesta y espera de nosotros soluciones para proteger el clima y la biodiversidad. Bosques tropicales como el Amazonas, pulmón de nuestro planeta, arden. Millones de personas mueren cada año de SIDA, tuberculosis o malaria. Las tensiones geopolíticas amenazan la estabilidad del mundo. Los desafíos contemporáneos son inmensos y reclaman tomar acción.

Nueva York, 22 de septiembre del 2019

Durante la 74ª Sesión Ordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se llevará a cabo los días 23 y 24 de septiembre de 2019 en Nueva York, el presidente Emmanuel Macron tiene la intención de dar continuidad a las iniciativas expresadas durante el G7 de Biarritz y avanzar en temas de interés mundial. El clima, la salud mundial y la seguridad estarán en el centro de las discusiones y de las acciones.


Preservar la Amazonia y los bosques tropicales, sumideros de carbono del planeta

Al margen de la Cumbre de la ONU sobre el Clima, el Presidente de la República copresidirá junto con Chile y Colombia un importante evento de movilización dedicado a la protección de la Amazonía y de los bosques tropicales el lunes 23 de septiembre. En tanto que país amazónico, Francia desea trabajar concretamente en preservar estos bosques, que son esenciales para limitar el calentamiento global, gracias a su capacidad de absorber y almacenar CO2.

Durante el G7 de Biarritz, se decidió un plan de emergencia para el Amazonas, bajo el liderazgo del Presidente de la República y su homólogo chileno, Sebastián Piñera. Se han liberado fondos inmediatos para combatir incendios y se han puesto recursos materiales a disposición de los países de la región. Se trató de una primera etapa con el objetivo de responder a la emergencia y comenzar a sentar las bases para el futuro.

El evento de Nueva York tiene como objetivo profundizar en la iniciativa emprendida, proponiendo soluciones operativas a largo plazo para preservar y mantener la Amazonía y los bosques tropicales, involucrando a todos los actores implicados –desde las autoridades políticas hasta los pueblos indígenas, pasando por ONGs, científicos y empresas.

La reunión de Nueva York es una iniciativa colectiva e inclusiva. Reunirá por primera vez y de manera inédita, a todos los actores comprometidos con la preservación de la Amazonia y los bosques tropicales.

En primer lugar, estarán presentes los Jefes de Estado de los países amazónicos y sudamericanos que tienen la voluntad de actuar: Iván Duque, presidente de Colombia, Evo Morales, presidente de Bolivia y Sebastián Piñera, presidente de Chile asistirán en este sentido. También participarán los Jefes de Estado y de Gobierno de los principales países donantes, como Alemania (Angela Merkel) y Noruega (Erna Solberg); así como el Presidente de la Républica Democrática del Congo (RDC), Felix Tshisekedi, quien abordará los problemas de los bosques de África central; y finalmente, organizaciones internacionales como el Banco Mundial.

ONGs como Amazon Watch, WWF o Conservation International aportarán sus ideas y contribuciones, junto con empresas y representantes de los pueblos indígenas.

Se espera que esta reunión única desbloquee financiamientos adicionales y ayude a definir una hoja de ruta operativa para la preservación de los bosques tropicales del planeta, particularmente del Amazonas. Todos los temas principales se pondrán sobre la mesa para proporcionar respuestas efectivas: reforestación de los territorios devastados por incendios, proyectos concretos de preservación que se realizarán de acuerdo y por el bien de las poblaciones locales, acompañamiento en el desarrollo de la agro-ecología, etcétera.


Proteger el clima, en pro de nuestra juventud

Dando continuidad a esta iniciativa en favor de la Amazonia y los bosques tropicales, el Presidente de la República afirmará su ambición climática durante la sesión de apertura de la Cumbre de la ONU sobre el Clima. Ha llegado la hora de actuar. Debemos ir más allá: involucrar a más países, ir más rápido y ser más eficientes. Nuestra juventud, en todas partes del mundo, nos obliga a ello. Los científicos de todo el mundo comprueban que se trata de una prioridad absoluta. El objetivo de esta cumbre convocada por el Secretario General de las Naciones Unidas es concretar y acelerar las acciones necesarias para poner en marcha el Acuerdo de París. Francia mantendrá sus compromisos en materia de reducción de gases de efecto invernadero y acudirá a la cita para buscar objetivos más ambiciosos con miras al 2020.

A nivel nacional, la ecología figura como una prioridad de la acción del Presidente de la República. En dos años, Francia ha tomado decisiones firmes sobre este tema. Somos el único país del mundo que ha adoptado una ley que pone fin a la producción de petróleo y gas en su suelo para dejar de lado los combustibles fósiles; el único país europeo que dijo que no, en nombre del clima, a la firma de un acuerdo comercial con un país que quiere salir del acuerdo de París; el único país europeo que quiere detener el uso del glifosato en tres años; el único país europeo que cuenta con una estrategia para combatir la deforestación importada; el primer país del G7 en legislar con respecto al cierre de centrales de carbón.

Los primeros resultados se hacen notar en 2018. Es el primer año de disminución de las emisiones totales de Francia desde 2014 (-4%): nunca habíamos emitido una cantidad tan baja de gases de efecto invernadero en el siglo XXI. Esta dinámica debe continuar.

La lucha contra el cambio climático solo puede ser eficaz si se realiza a nivel mundial. El Presidente francés defiende junto con otros jefes de Estado los principios del Acuerdo de París, en particular el objetivo de la neutralidad de carbono para el año 2050. Este voluntarismo se vio recompensado: mientras que menos de 10 países europeos se habían comprometido en mayo pasado, hoy son 24 que apoyan esta ambición. A nivel global, la “Coalición para la Neutralidad del Carbono”, que fue lanzada durante la primera Cumbre One Planet en París en diciembre de 2017, junto con Nueva Zelanda, las Islas Marshall y Suecia, hoy reúne a 22 países comprometidos con la implementación de estrategias de neutralidad en las emisiones de carbono para 2050. Chile, Italia y Japón se unieron a la coalición durante el G7 de Biarritz.


Las había recibido junto con Greta Thunberg en febrero pasado. Estas jóvenes comprometidas con el clima nos transmiten toda la impaciencia de la juventud. Estamos más que nunca movilizados para enfrentar el desafío ecológico, junto con nuestros socios europeos. Gracias a ellas por su energía.”

Emmanuel Macron, 10 de mayo de 2019 en Sibiu.


La movilización de financiamientos masivos es fundamental para lograr la transición ecológica. El Presidente de la República está comprometido con movilizar a la industria financiera y re direccionar a los flujos financieros hacia el crecimiento verde. A este respecto, recibió una carta de misión del Secretario General de las Naciones Unidas durante la última Asamblea General de las Naciones Unidas. Se deben recaudar cien mil millones de euros para 2020 para apoyar a los países más vulnerables para que transiten hacia el desarrollo sostenible. A la fecha hemos obtenido 71,2 mil millones, de acuerdo con la OCDE. Francia anunció en Biarritz la duplicación de su contribución inicial al Fondo Verde para el Clima, y lanzó en ese sentido durante el G7 una dinámica que debería incitar a los otros contribuyentes a hacer lo mismo. Alemania, Reino Unido y Noruega también duplicaron su contribución. La Cumbre será una oportunidad para convocar solemnemente a aquellos países que aún no lo han hecho a anunciar un aumento en su contribución.

Los Estados no podrán resolver el problema del calentamiento global solos. Es por eso que el presidente Emmanuel Macron trabaja para movilizar a tantas personas como sea posible: organizaciones, empresas, ciudadanos... ¡a todos! Y su estrategia está dando resultados. Por ejemplo, en Biarritz, se lanzó una coalición para mejorar la eficiencia energética del sector de refrigeración, con el objetivo de eliminar los gases HFC, que contaminan 14,800 veces más que el CO2. Se han hecho compromisos. Dando continuidad al tema, en Nueva York, el Presidente se reunirá con actores privados para buscar avances en la materia.


Salvar millones de vidas

La batalla contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria está lejos de haberse ganado. El Fondo Mundial de lucha contra estas enfermedades ya ha salvado 32 millones de vidas: esta cifra es espectacular, pero millones de mujeres y hombres aún mueren cada año debido a estas pandemias.


El 21 de junio de 2019, el Presidente de la República hizo un llamado a la comunidad internacional para recaudar fondos adicionales. Re escuche su mensaje:


Muchas naciones ya han respondido a este llamado: diez países ya se han comprometido a aumentar sus contribuciones. Se trata de Suiza, la Unión Europea, Canadá, Alemania, Italia, Luxemburgo, Irlanda, Portugal, Japón y el Reino Unido. A este respecto, también avanzamos. Pero aún no es suficiente.
Durante su segundo día en la sede de Naciones Unidas, el presidente Emmanuel Macron apelará de la manera más amplia posible a los Estados para que contribuyan. Solo a través del compromiso de todas las naciones, unidas y decididas, lograremos erradicar estas enfermedades.


Proteger a las poblaciones de las crisis

El presidente Emmanuel Macron sostendrá reuniones con sus homólogos, así como con el Secretario General de la ONU, sobre las principales crisis mundiales. Se prestará especial atención a la reducción de las tensiones en el Golfo y a la búsqueda de una vía de desescalada respecto al tema de Irán, en estrecha relación con nuestros socios europeos.

En la lucha contra el terrorismo en el Sahel, Francia y Alemania lanzaron la Alianza para el Sahel durante el G7 de Biarritz. Esta Asamblea General debe permitir el continuar reforzando esta alianza.

Muchos otros temas de seguridad y de estabilidad mundial estarán en el centro de las discusiones, como es el caso en particular de la búsqueda de estabilidad en Libia (en estrecha colaboración con la Unión Africana), de la situación en Siria que requiere vigilancia extrema, o incluso de la solución del conflicto israelo-palestino.


Alianza por el Multilateralismo

Con motivo de la Semana de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Francia y Alemania organizarán el evento “Alianza para el Multilateralismo” el jueves 26 de septiembre, junto con Canadá, México, Chile, Singapur y Ghana, notablemente.

Lanzada el pasado 2 de abril por los ministros de Asuntos Exteriores francés y alemán, se trata de una alianza informal de países convencidos de que un orden multilateral basado en el respeto del derecho internacional es la única garantía confiable para la estabilidad internacional y la paz, y de que los desafíos que enfrentamos solo pueden resolverse mediante la cooperación. Su objetivo es reunir a socios de buena voluntad capaces de expresarse y de actuar.

La iniciativa está organizada en torno a tres ambiciones:
1) Compensar el compromiso insuficiente de los Estados y defender las normas fundamentales;
2) Reformar y modernizar las instituciones contra el statu quo;
3) Impulsar iniciativas fuertes, particularmente cuando la gobernanza es inexistente o insuficiente.


(Fuente: sitio web del Eliseo: www.elysee.fr; Ministerio para Europa y de Asuntos Exteriores).

Dernière modification : 23/09/2019

Haut de page