Inauguración de la Cátedra Franco-Mexicana Silvio Zavala-François Chevalier (29 de enero de 2020)

Discurso pronunciado en el Colegio de México el 29 de enero de 2020 con motivo de la creación de la Cátedra Franco Mexicana Silvio Zavala-François Chevalier.

Discurso con motivo de la creación de la Cátedra Franco Mexicana Silvio Zavala-François Chevalier.
29 de enero de 2020- Colegio de México

JPEG

Señora Presidenta,
Queridos amigos,

No se imaginan cuánto me alegra y me enorgullece comenzar el día inaugurando esta Cátedra franco-mexicana en ciencias sociales.

La creación de esta Cátedra es un ambicioso proyecto intelectual.

Concretizar un proyecto de tal magnitud con México parecía ser sólo una cuestión de tiempo, si consideramos que Francia y México comparten una gran tradición en las humanidades y las ciencias sociales. Francia es uno de los países con mayor producción y publicación de materiales en estas disciplinas en términos de volumen. Por dar un ejemplo: Foucault y Bourdieu son los dos autores de estas disciplinas más traducidos en el mundo; mientras que México cuenta con la formación en humanidades y ciencias sociales más sólida de América Latina en la actualidad. El día de hoy, señora Presidenta y queridos amigos y aliados del Colegio de México, nos reciben en una institución académica y científica que ocupa un lugar prestigioso y reconocido en la materia tanto en México como a nivel internacional.

Pero, ¿por qué una Cátedra franco-mexicana ahora?

Nuestro objetivo es doble: poner a disposición de las comunidades universitarias francesa y mexicana y del público en general, un intercambio de ideas de alto nivel; así como promover un diálogo entre investigadores franceses y mexicanos sobre los principales desafíos sociales y los desafíos globales del siglo XXI.

Hoy, más que nunca, este tipo de iniciativas me parece fundamental: por un lado, se trata de contribuir a una sociedad del conocimiento accesible a la mayor cantidad de personas posible, fundada en los valores que compartimos como son la libertad de expresión, el sentido de la crítica constructiva y del debate ciudadano. Por otro lado, se trata de promover una ambición común, la de participar en una formación intelectual, ilustrada y creativa, en nuestros dos países, que garantice la vitalidad de nuestras democracias.

Por cierto, el nombre de esta Cátedra no es una casualidad: lleva el nombre de dos grandes humanistas: el mexicano Silvio Zavala y el francés François Chevalier. Los lazos personales que los unieron, así como su trayectoria profesional transatlántica son un reflejo de la profundidad del afecto y de la convergencia intelectual que une a nuestros dos países. La naturaleza pionera de su investigación en los campos del derecho colonial, de la construcción de utopías en el Nuevo Mundo, la condición indígena y de la tenencia de la tierra los convirtió en los padres idóneos de esta nueva Cátedra franco-mexicana. Me gustaría agradecer sinceramente a las familias de Silvio Zavala y de Jacques Chevalier por haber aceptado con entusiasmo este proyecto.

Esta Cátedra nos permitirá abordar, en un debate intelectual riguroso y respetuoso, todos los principales desafíos contemporáneos que enfrentan nuestros países, nuestros gobiernos, nuestras sociedades, teniendo como ambición formular las preguntas correctas.

En este sentido, me parece excelente la idea de definir cada año, de manera conjunta entre COLMEX y la Embajada de Francia, una problemática específica por tratar. Para este primer año, se explorarán la relación, las articulaciones y las tensiones entre "democracia y desigualdad". A este respecto, espero con ansia escuchar a los oradores, a quienes saludo calurosamente y que en unos momentos debatirán en la mesa redonda inaugural de hoy.

Al ser ustedes una audiencia experta, tendré cuidado de no entrar en un debate científico. Pero como ciudadana y diplomática que ha vivido en entornos políticos y socioculturales muy diferentes, desde Asia hasta México pasando por el Magreb y el sur de Europa, el tema me llama la atención: ¿cómo entender que una sociedad en la que la gente es soberana, donde todos tienen derecho a la libre expresión, pueda contribuir a crear dentro de ella una situación social y económica antidemocrática? El objetivo de esta Cátedra es justamente suscitar la reflexión y tratar de esbozar soluciones de manera conjunta.

En cualquier caso, para lograrlo, se privilegiará el estudio de tres grandes autores interdisciplinarios en 2020: Thomas Piketty, con motivo de la publicación de su último libro, Capital e ideología; Pierre Bourdieu por su trabajo sobre la dominación y la reproducción de las desigualdades; y Albert Camus por su análisis acerca del significado de la rebelión.

En conclusión, me gustaría dejar a su criterio dos propuestas: en primer lugar, la posibilidad de crear actos de estas sesiones anuales para mantener un registro de todos estos intercambios y hacerlos accesibles a un público más amplio;

en segundo lugar, con miras al año 2021, reflexionar a la pertinencia de un hilo conductor en torno al tema de las migraciones y de la ciudadanía en la era de la globalización. A este respecto nuevamente, Francia y México tienen una experiencia por compartir.

Larga vida a esta bella Cátedra Silvio Zavala y François Chevalier./.

Dernière modification : 29/01/2020

Haut de page