Entrega del premio franco-alemán de Derechos Humanos “Gilberto Bosques” - Discurso del Jefe de misión adjunto de la Embajada de Alemania en México Ludger Siemes (22 de enero de 2019)

Discurso del Jefe de misión adjunto de la Embajada de Alemania en México Ludger Siemes
Entrega del premio franco-alemán de Derechos Humanos “Gilberto Bosques”

Ciudad de México
22 de enero de 2019)]

JPEG

Hoy concedemos el Premio Franco-Alemán de Derechos Humanos. Este premio es un símbolo concreto de las estrechas relaciones políticas entre nuestros países, así como de los valores que compartimos.

Después de las horribles guerras que hubo entre nuestros países, no se pueden dar por sentado una colaboración y una amistad tan cercanas entre países que antes se consideraban enemigos. No existe una alternativa a nuestra colaboración y al equilibrio pacífico de nuestros intereses. No obstante, esto no quiere decir que no pueda haber distinciones o diferencias de opiniones. Más bien quiere decir que, en los conflictos, la ley del más fuerte no es válida; que los intereses del otro son tomados en cuenta, y que se buscan compromisos. Quiere decir que los otros países no son vistos como enemigos y que no se le da preferencia a la ventaja a corto plazo a expensas del otro, que antepone la ventaja a largo plazo en beneficio de todos. Por último, quiere decir que se lucha por valores universales como los derechos humanos, como lo demostramos una vez más hoy con esta celebración. El compromiso con estos valores requiere de la entrega y participación de todos nosotros.

En función de estas ideas y estos valores, la reconciliación franco-alemana fue exitosa, y sobre la base de esta reconciliación también fue posible la unificación europea. Alemania y Francia son y seguirán siendo los motores para la unidad europea, sobre todo en tiempos turbulentos e inciertos como los de ahora.

Hoy, 22 de enero, celebramos esta amistad, esta reconciliación y estos valores. Hoy es el aniversario del Tratado del Elíseo de 1963, que fue un parteaguas importante en el camino a dicha reconciliación. El Tratado fue y es la base para la estrecha colaboración entre nuestros países; a partir de él se creó el Consejo Ministerial franco-alemán y la Organización de Juventud común, mediante la cual cientos de miles de jóvenes conocieron al otro país respectivamente.

Sin embargo, hoy no solo celebramos el 56 aniversario de un tratado que ya desde hace tiempo cumplió sus Bodas de Oro. También celebramos que el Presidente Macron y la Canciller Federal Merkel firmaron hoy el Tratado de Cooperación e Integración de Aquisgrán. Con este tratado, Alemania y Francia quieren alcanzar la siguiente etapa de su cooperación. El Tratado de Aquisgrán aparece en condiciones de igualdad junto al Tratado del Elíseo de 1963. Es decir, no va a sustituir el Tratado del Elíseo, sino que va a complementarlo.

El mundo ha cambiado drásticamente y nuestras relaciones se han profundizado. Para que una relación siga existiendo en el futuro, es importante acordar cómo debe ser esta relación en el futuro. Y justo en esto consiste el Tratado de Aquisgrán.
En menos de un año ha sido posible negociar un nuevo tratado ambicioso. Con el tratado se busca mejorar de forma concreta la vida de las personas de ambos países.

En las regiones transfronterizas, se pretende facilitar los encuentros de la sociedad civil, crear un Fondo de los Ciudadanos y fomentar la colaboración entre los medios de comunicación para crear un espacio mediático común. Con ello también se busca encontrar soluciones para combatir el creciente populismo. Asimismo, se buscará estrechar los lazos en ámbitos como la educación, la investigación y la enseñanza del francés y el alemán. Será todavía más fácil homologar mutuamente títulos académicos, así como trabajar en el otro país respectivamente.

A nivel internacional, también queremos mostrar un compromiso común más firme con la paz y la seguridad, tanto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas como en la Unión Europea. El nuevo tratado es la afirmación de una Europa fuerte, sostenible y soberana.

Ya que con este tratado demostramos juntos que, para resolver los problemas del futuro, se requiere justo ahora no menos, sino más colaboración.

Muchas gracias por su atención.

Dernière modification : 05/02/2019

Haut de page