Discours de l’Ambassadeur Jean-Pierre Asvazadourian à l’occasion de la Fête Nationale [es]

Discours de l’Ambassadeur Jean-Pierre Asvazadourian à l’occasion de la Fête Nationale.

14 juillet, Mexico.

Queridos compatriotas, queridos amigos mexicanos,

Es con gran placer que me dirijo a ustedes en este 14 de julio para celebrar nuestra Fiesta Nacional, la primera que conmemoro como Embajador de Francia en México.
Al igual que el año pasado, este 14 de julio se celebra en circunstancias particulares relacionadas con la situación sanitaria. Se ha avanzado mucho en un año ; una campaña de vacunación organizada a un ritmo sin precedentes en la historia de la humanidad nos permite vislumbrar el control de la epidemia. Sin embargo, hay que ser precavidos y no bajar la guardia ante el virus.
A casi 18 meses del inicio de la pandemia, mis pensamientos están con todos los que han perdido a un ser querido, que han sufrido la enfermedad o que se han visto afectados económica y personalmente por esta crisis. Me gustaría rendir homenaje al extraordinario sacrificio del personal sanitario y de todos los que se han movilizado ante la crisis, como el personal educativo. Por ese motivo, quise que el 14 de julio se celebrara bajo el signo de la solidaridad y también de la fraternidad, un valor esencial que figura en nuestro lema nacional junto a la libertad y la igualdad.
Nuestra Embajada ha puesto en marcha acciones solidarias que marcarán la pauta de este día, en beneficio de cinco instituciones que ayudan a los sectores más vulnerables de la población. Hace unos días, pude viajar a Chiapas para llevar equipo médico y artículos de primera necesidad a un hospital de maternidad del Instituto Mexicano del Seguro Social ; y para apoyar el proyecto de una asociación que trabaja para promover el empleo de las mujeres de comunidades indígenas. Hoy visitaré un centro de ayuda a inmigrantes, una asociación de apoyo a niños enfermos de cáncer y un albergue para jóvenes de la comunidad LGBTI.
Ninguna de estas iniciativas habría sido posible sin la movilización de un gran número de empresas y de nuestros compatriotas, a quienes quiero agradecer cálidamente por su generosidad. Publicaremos imágenes de estos eventos a lo largo del día en nuestras redes sociales, para compartirlas con ustedes.
Esta movilización refleja los profundos lazos que unen a nuestros dos países. Como pocas naciones en el mundo, Francia y México comparten una historia y una amistad comunes, construidas principalmente por vínculos humanos y basadas sobre valores fuertes. Estos valores son los de la democracia, la libertad de expresión y los derechos humanos, que nuestros dos países tienen la responsabilidad de defender activamente trabajando por un multilateralismo renovado y más eficaz, basado en el respeto del derecho. Lo hacemos ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde México cumple actualmente un mandato por dos años, así como ante el Consejo de Derechos Humanos y en todos los recintos multilaterales y regionales donde trabajamos juntos. La visita del Canciller Marcelo Ebrard a París hace dos semanas sirvió para recordar la fuerza de los lazos que nos unen y nuestra voluntad de construir el futuro juntos.
La pandemia nos ha obligado a evidenciar las desigualdades y los desequilibrios que amenazan a nuestras sociedades, y me gustaría mencionar tres desafíos.

En primer lugar, la igualdad entre mujeres y hombres. Tanto Francia como México están comprometidos con lo que el presidente Macron ha llamado “la gran causa” de su mandato. Nuestros dos países han copresidido este año el Foro Generación Igualdad, el mayor evento internacional en 25 años, dedicado a los derechos de las mujeres,. Lanzado en la Ciudad de México en marzo de este año, esta conferencia mundial continuó en París a principios de julio, en presencia del Canciller Marcelo Ebrard. Las mujeres son, en efecto, las primeras víctimas de la pandemia. Porque más mujeres que hombres perdieron sus empleos, porque millones de niñas dejaron de ir a la escuela, porque la violencia doméstica y los feminicidios aumentaron en proporciones preocupantes en todo el mundo. El Foro Generación Igualdad brindó una respuesta concreta a estos desafíos, con un compromiso sin precedentes por parte de los Estados y de la sociedad civil con la igualdad de género. Les recuerdo que la igualdad, otro valor fundamental, heredado de la Revolución Francesa, también figura en el centro de nuestro lema nacional.
El segundo desafío es garantizar el acceso universal a la salud. La pandemia de COVID-19 nos recordó que la salud es un bien esencial, y que la salud de cada individuo depende de la salud de todos. También en este caso, Francia y México han demostrado su solidaridad para garantizar el acceso a las vacunas y han colaborado en recintos internacionales para acelerar la investigación, la producción y la distribución equitativa de vacunas, en particular en beneficio de los países en vías de desarrollo. También me gustaría recordar el papel de la Unión Europea en la promoción del acceso universal a las vacunas. La Unión Europea ha sido uno de los actores más comprometidos en el suministro de vacunas, ya que una parte significativa de las vacunas procuradas a México procede de la UE. México, por su parte, ha participado en el suministro de vacunas a varios países de América Latina. Esta solidaridad, esta cooperación internacional en la que participan nuestros dos países, es fundamental para vencer la enfermedad.
Pero también miramos al futuro, desarrollando activamente nuestra cooperación bilateral en el sector de la salud, a través de prácticas de estudiantes mexicanos en hospitales franceses o promoviendo la investigación clínica conjunta y la cooperación científica.
Los desafíos medioambientales y climáticos son el tercer reto que configurará el mundo de mañana. Para que la transición medioambiental sea un éxito, también tenemos que actuar de manera cotidiana sobre el terreno, y eso es lo que hace Francia en México a través de proyectos de áreas naturales protegidas, de gestión sostenible de los recursos y de cooperación en materia de ciudades sostenibles, agua, energía o transporte.
Actuar en vista al futuro, también significa garantizar la reactivación de nuestras economías. Quisiera aprovechar esta oportunidad para hacer un reconocimiento a las empresas francesas que invierten y trabajan en México, y que crean numerosos empleos. A pesar de la crisis, no han dejado de invertir y de comprometerse a favor de la innovación y de la formación profesional. Se están beneficiando de la fuerte recuperación económica que se vive actualmente en México.
Por otro lado, Francia aboga por la firma expedita del Acuerdo Global entre la Unión Europea y México, que será una herramienta relevante para apoyar la reactivación económica, aumentar nuestros intercambios comerciales, nuestras inversiones y acelerar la transición hacia un modelo económico más sostenible.

Queridos amigos, como pueden ver, la relación entre nuestros dos países es de una riqueza y de una profundidad excepcionales. Esta relación se mantiene gracias a nuestros intercambios frecuentes. Con la perspectiva del regreso “en presencial”, como lo esperamos, a las aulas de nuestras universidades, también queremos reactivar la movilidad estudiantil. Los diferentes servicios de esta Embajada trabajan desde ya para acompañar a todos los estudiantes mexicanos para que hagan realidad su proyecto de estudiar en Francia. Ya que, como me complace recordar, Francia es el tercer país de destino de los estudiantes mexicanos en el extranjero, y me alegra ver que, a partir de este año, el flujo de movilidad se está reactivando.

A l’occasion de notre Fête nationale, j’ai une pensée particulière pour les membres de la communauté française au Mexique. Cette année a été éprouvante pour beaucoup d’entre nous. La fermeture des écoles et les incertitudes qui ont pesé sur le retour en classe ont particulièrement affecté les familles. Toutefois, la mobilisation et le dévouement exceptionnels du personnel enseignant, que je salue, ont contribué aux excellents résultats académiques de nos élèves du réseau scolaire français au Mexique, lors des épreuves du brevet et baccalauréat 2021. L’Ambassade est pleinement mobilisée aux côtés de nos écoles et lycées pour que cette rentrée se déroule dans les meilleures conditions de sécurité sanitaire et d’enseignement pour les enfants, en accord avec les instructions des autorités locales.
La réouverture progressive des frontières, qui reste soumise, comme vous le savez à l’évolution de la situation sanitaire, est, pour nous aussi, une source de soulagement, en particulier pour cette période estivale. Je voudrais toutefois appeler chacun, de nouveau, à la prudence face aux risques liés à la pandémie. La campagne de vaccination a déjà permis à nombre d’entre vous d’être vaccinés ici. Ceux qui le souhaitent peuvent également profiter d’un retour en France pour obtenir leur vaccination, comme tous nos compatriotes. Je voudrais avoir une pensée pour ceux qui ont été affectés par cette maladie et qui ont parfois perdu un être cher et leur dire ma solidarité dans cette épreuve. Ceux qui en éprouveraient le besoin peuvent solliciter les services du Consulat, en particulier du service social, de nos médecins-conseils - dont je salue le dévouement pendant cette crise -, ou se rapprocher de nos consuls honoraires, qui assurent un rôle fondamental auprès de notre communauté.
Ce printemps a été marqué par l’organisation de nos élections consulaires. Je souhaite aux cinq conseillers consulaires élus pleine réussite dans l’accomplissement de leur mandat au bénéfice des Français du Mexique. La pandémie nous a aussi rappelés, en France comme au Mexique, la valeur de l’engagement citoyen. Beaucoup d’entre vous ont su faire vivre la fraternité qui caractérise notre pays : continuons à entretenir cette dynamique.
Avant de conclure, je voudrais de nouveau rappeler la proximité de vues qui existe en de multiples domaines entre la France et le Mexique et vous dire l’honneur et la responsabilité qui sont les miens de servir ici comme Ambassadeur. La France et le Mexique sont des pays amis et cette amitié s’exprime par des gestes de solidarité comme ceux que la communauté française a tenu à réaliser pour ce 14 juillet. Autre signe de cette amitié, la France participera activement en septembre aux commémorations du bicentenaire de l’Indépendance du Mexique, un moment important pour ce pays auquel nous tenons à nous associer.
Mais à présent, je souhaite à toutes et à tous un bel été et un excellent 14 juillet.
Vive le Mexique ! Vive la France ! Vive l’amitié franco-mexicaine !

La Marseillaise et l’hymne du Mexique chantés par les élèves du Collège Franco-Mexicain de Guadalajara

Dernière modification : 20/07/2021

Haut de page