Día de la Industria del Futuro (12 de noviembre de 2019)

Discurso de Sra. Embajadora, Anne Grillo
con motivo del Día de la Industria del Futuro

Ciudad de México
12 de noviembre de 2019

Senor Subsecretario, muy estimado doctor Ernesto Acevedo,
Estimado Manuel Perez Cardenas, director de gabinete del Presidente de la Concamin,
Damas y caballeros,
chers amis,

1. Con una industria que representa el 36% del PIB actual y que emplea al 25% de su población activa, la transformación del sector industrial y su cambio de rumbo firme hacia el futuro es un desafío estratégico para el desarrollo de México. Y su capacidad para mantener su competitividad a nivel internacional dependerá de ello.

2. Transformar el modelo de producción actual mediante la integración de nuevas tecnologías es central al concepto de “industria del futuro”. Para México, éste es un desafío mayor, ya que no bastará con inyectar soluciones innovadoras en los procesos industriales existentes. Como Francia, México cuenta con una fuerza laboral numerosa y una población joven, por lo que debe pensar en el futuro de esta mano de obra, así como en el futuro de sus fábricas. El objetivo es "subir de gama" en materia tecnológica en el sector industrial, pero también apoyar la transformación de cientos de miles de empleos de hoy en oficios del mañana.

Estimado Manuel, hemos discutido el tema con frecuencia. Sé que está trabajando para que el sistema productivo mexicano suba de nivel, integrando valor añadido e innovación.

También sé que está muy consciente de la urgencia de esta nueva revolución industrial, que es una cuestión de supervivencia económica. Los países, maduros o emergentes, que se queden atrás, se quedarán relegados por mucho tiempo.

3. Por supuesto, la transición a la industria del futuro se enfrenta a diversos obstáculos y requiere un entorno favorable: una clara y robusta política industrial nacional; un ecosistema de innovación; el acceso al financiamiento para las PyMEs. Señor subsecretario, sé que todo esto está en la agenda a la cual se dedica.

4. Pero México cuenta con todas los ventajas, más que otros países, para que esta transformación sea un éxito.

En primer lugar, cuenta con la voluntad política para ello. Esta es una clara prioridad para el gobierno. Recuerdo las palabras de su Secretaria de Economía, la Doctira Graciela Marquez - a quien le pido mandar un muy cordial saludo - durante una mesa redonda con motivo del último salón de la FAMEX de industria aeronáutica, en donde ella recalcó los dos pilares centrales que debía tener la política económica mexicana, innovación e inclusión, además de la diversificación sectorial y geográfica.

También la CONCAMIN se ha comprometido con este tema. A este respecto, me congratula la firma de un acuerdo con la confederación empresarial francesa MEDEF el mes pasado, y la estrecha cooperación que hemos forjado con usted, estimado Manuel y su Presidente, particularmente gracias a Alfred Rodríguez, nuestro representante en México de la "alianza para la industria del futuro", es decir, todos los actores públicos y privados competentes en este ámbito en Francia. Merci cher Alfred.

Por otra parte, hay en este país una mano de obra de muy alta calidad. Lo constato en todas mis visitas a empresas, universidades y laboratorios conjuntos de investigación.

Por último, México es un país abierto. El nuevo acuerdo TMEC confirma la apertura de los mercados de estadounidense y canadiense. Esta es una oportunidad para que México posicione mejor su industria. Esto es claramente lo que recomendó la Subsecretaria de Comercio Exterior, Luz de la Mora, al recibir a la delegación de empresas del MEDEF el mes pasado.

5. Para lograr esta transformación, México necesita socios capaces de ayudarlo a equiparse con tecnologías, a establecer nuevos procesos, a recalificar trabajos y a crear nuevos sectores para prepararse para albergar a las profesiones del mañana que, por definición, aún no existen. Todo esto para que México mejore su posicionamiento en la cadena de valor, que sea más competitivo en el mundo globalizado de hoy, más independiente.

Senor subsecretario, Francia, sus operadores públicos y sus empresas quieren ser uno de sus socios privilegiados, si no es que su aliado.

En primer lugar, nosotros, los franceses, entendemos el reto dado que nosotros mismos lo hemos enfrentado. Nuestra demografía activa y el desempleo juvenil nos obligaron a pensar en nuestra transformación industrial como un desafío tanto tecnológico como de competitividad; pero también en términos de cohesión social. Todas las preguntas que les han surgido nos las hemos planteado y seguimos intentando responderlas. Podemos compartir experiencias.

Además, Francia cuenta con todas las cualidades para acompañar a México a través de sus empresas, instituciones de formación e investigación, sus polos de competitividad, y el ecosistema de innovación más desarrollado de Europa.

El año pasado, organizamos un primer foro de negocios sobre este tema en Monterrey. Fue en gran medida respaldados por el gran éxito obtenido que decidimos, siempre en alianza con empresas francesas y mexicanas, asi que la CONCAMIN, organizar una reunión de trabajo sobre este mismo tema de la industria del futuro, en la Ciudad de México.

No se trata de recomendarles el modelo francés de la industria del futuro. No tendría sentido. Cada país debe encontrar las vías más apropiadas para lograr su desarrollo económico y social.

En materia de cooperación, industrias del futuro u otros ámbitos, no creo en la duplicación de modelos, sino en un intercambio de experiencias que nos enriquecen mutuamente, en un dialogo franco entre pares y en modelos "hechos a medida". Con ese espíritu en mente, se organizó esta reunión de trabajo con mesas redondas, debates sobre experiencias y puntos de vista cruzados entre Francia y México.

Espero que se trate de un evento productivo. En cualquier caso, tiene todo para ser exitoso: más allá de las grandes competencias de mexicanos y franceses, existen la confianza y la profunda amistad que nos unen, las cuales son fundamentales cuando debemos enfrentar juntos, en nuestros respectivos países, un desafío tan grande como el de la industria del futuro.

Gracias Senor subsecretario por su presencia que ilustra la confianza que nos hace; gracias estimado Manuel por la calidad de nuestra cooperación et vamos a seguir juntos; gracias a todos ustedes por su presencia que contribuirá al excito de esta jornada de trabajo.

Dernière modification : 14/11/2019

Haut de page