Despedida de los becarios MEXFITEC y MEXPROTEC (1 de agosto de 2019) [fr]

Discurso de la Embajadora Anne Grillo
Despedida de los becarios MEXFITEC y MEXPROTEC

1 de agosto de 2019
Secretaría de Educación Pública, Ciudad de México

JPEG

Señor Subsecretario: este encuentro ─que tan amablemente nos ofrece─ con nuestros estudiantes becarios de nuestros programas franco-mexicanos MEXFITEC (115) y MEXPROTEC (200) antes de que se vayan a Francia ─algunos desde esta noche─ es una cita que no me perdería por nada en el mundo. Y es un placer que todo el equipo de la embajada de Francia comparte de muy buena gana.

En efecto, estos programas no se resumen a simples acuerdos de intercambio entre nuestros dos países.

Porque en primer lugar dan fe de la prioridad que concedemos a la juventud de nuestros dos países. Señor Subsecretario: conozco perfectamente cuál es el compromiso que están asumiendo, el de sus equipos; conozco la importancia estratégica que representa, para ustedes, el invertir en la formación de los jóvenes mexicanos, en lo más valioso que tiene este país: su capital humano.

Señor subSecretario, el porvenir de nuestros dos países está en las manos de nuestras juventudes. Nos corresponde estar a la altura de sus expectativas y de sus esperanzas. Quieren participar en el desarrollo de nuestros dos países, construir su futuro. Este compromiso los honra. Y ello nos confiere una gran responsabilidad para formarlos, para apoyarlos y así puedan insertarse plenamente en el mundo del trabajo, y se conviertan en ciudadanos responsables y conscientes. El reto es inmenso en México, como en Francia. Pero se los debemos y creo que, in fine, es fuente de inmensas satisfacciones.

Por este profundo interés que tiene usted por esta juventud mexicana talentosa; por la importancia que confiere, en consecuencia, a su apertura internacional decisiva en el mundo globalizado en el cual vivimos ─a fortiori para países muy abiertos como Francia y México─; por esta visión compartida que México y Francia tienen de la educación en el desarrollo de nuestros países, me gustaría reiterarle que Francia, sus universidades, sus escuelas, sus centros de investigación tendrán siempre sus puertas abiertas para los mexicanos.

Al igual que usted cuando vela por que exista la misma apertura, en las instituciones académicas mexicanas, para los jóvenes franceses, cada vez más numerosos en elegir a México para proseguir sus estudios. Los estudiantes franceses forman el segundo contingente de estudiantes extranjeros en México; México es el primer país del continente latinoamericano de destino. ¡Qué mejor prueba de la solidez de los lazos que unen a nuestros dos países y a nuestras juventudes!

JPEG

MEXFITEC y MEXPROTEC ilustran también la manera en la cual Francia y México trabajan “codo con codo”. Construimos juntos nuestros programas de cooperación y de intercambios. Partimos de las prioridades de México –condición indispensable para un impacto real– y aportamos, nosotros los franceses, competencias ahí en donde pensamos brindarles un valor agregado. En todos los ámbitos –y más todavía tratándose de educación─, no llegamos con una “oferta llave en mano”. MEXFTEC y MEXPRTOTEC es una cooperación “a la medida”; es el resultado de un diálogo permanente entre nosotros y con nuestros jóvenes a partir de las lecciones que nos dan sus respectivas experiencias. Es también la traducción de los valores humanistas que nuestros dos países comparten.

Me gustaría agradecerle esta confianza, señor Secretario, así como a sus equipos con quienes trabajamos formidablemente bien: en un ambiente de confianza, de respeto y compartiendo experiencias. Trabajar así ─lo sabemos todos muy bien─ nos enriquece mutuamente.

Seguiremos estando a la altura de sus expectativas: en primer lugar en la calidad de la enseñanza que todos estos jóvenes, aquí presentes, van a recibir –las instituciones que los reciben han sido seleccionadas con mucho cuidado y están orientadas hacia sus necesidades─; en segundo lugar en la adquisición de una primera experiencia profesional. La combinación de una enseñanza teórica ─y de su aplicación práctica en la empresa─ es una característica muy específica de la educación superior a la francesa. Todos los becarios MEXPROTEC y la gran mayoría de los MEXFITEC van a pasar obligatoriamente un periodo de tres meses de prácticas en una empresa en Francia. A su regreso a México, serán totalmente operacionales para participar en el desarrollo y la transformación de este país.

JPEG

Queridos estudiantes: me gustaría darles un mensaje un poco más personal. Lo haré en español pero cuando regresen, ¡será por supuesto en francés!

Se van ustedes de intercambio académico. Pero van a vivir también una experiencia de vida inolvidable. Algunos de ustedes dejan a sus familias por primera vez. Y eso les puede generar sentimientos encontrados: entre la alegría, la emoción y el estrés. Es normal. Tendrán momentos de nostalgia, extrañarán la comida mexicana, así como a sus amigos y su barrio. Se los digo porque yo también ─ciertamente hace algunos años─ estuve en su lugar, en la víspera de partir por primera vez al extranjero. Acepten eso como parte de su aprendizaje. Vívanlo como la oportunidad de crecer y madurar todavía más rápidamente. Van a descubrir, en ustedes, los recursos personales para hacer frente a todo lo que pueda sucederles, al afrontar ambientes que no les serán familiares. Eso forma parte de su formación.

Al partir, también tengan confianza en ustedes mismos. No me queda la menor duda de que triunfarán y muy bien: ustedes son ya han dado muestra de su excelencia. Algunos estudiantes me hablan a veces de su temor de no llegar a expresarse correctamente en francés, de no estar a la altura y de no tener el nivel adecuado. ¡Olviden todos estos miedos y no se presionen inútilmente!
Primero porque si ya se van, es porque ya superaron una selección extremadamente dura, gracias a sus resultados académicos y a sus motivaciones personales. Por supuesto que van a tener que adaptarse a una forma de pensamiento diferente, ¡pero éste es precisamente el objetivo! Si no fuera así, el Secretario y la SEP no tendrían que desarrollar estos programas para ustedes. En Francia, en particular, la demostración y la argumentación son tan importantes como el resultado. Y en Francia nos apasiona debatir.

En segundo lugar, no olviden que van a un país amigo de México. Francia y México son dos países de historia, de cultura, de gastronomía, de apertura del mundo.

Y por último, para aquellos que sientan todavía alguna aprensión, sepan que todos los jóvenes franceses que llegan estudiar en México me confían exactamente las mismas esperanzas y las mismas interrogaciones ─comenzando por mi propia hija que hizo sus estudios en México hace tres años─. Aprovechen esta oportunidad única que les ofrece su país, que les permite vivir Francia, un verdadero amigo de México. Esta experiencia va a cambiar su vida, claro que sí ─y muy positivamente por cierto─ si saben vivirla con plenitud.

JPEG

Ahora que estamos solos y en confianza, les voy a contar un secreto ─con la experiencia que dan los años, quizás el Secretario y el Subsecretario piensen como yo─: no saben lo mucho que me gustaría tener de nuevo su edad y estarme preparando para ir al descubrimiento de espacios desconocidos.

Hay una frase de un inmenso escritor francés Marcel Proust, que me gusta mucho y que me quisiera compartir con ustedes: “el verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener nuevos ojos”.

Queridos estudiantes MEXFITEC y MEXPROTEC: son ustedes el porvenir de este país, el porvenir de la relación entre Francia y México. Regresen con nuevos ojos, con nuevas perspectivas, con nuevas ideas. Su país y sus familias han invertido mucho en su formación para ello. Y ellos saben perfectamente que ustedes no los van a defraudar.

Dernière modification : 02/08/2019

Haut de page