Breves de Francia - 2 de agosto de 2018 [fr]

Planeta - Uno de los árboles más viejos del mundo se encuentra en la Costa Azul

En Roquebrune-Cap-Martin en los Alpes Marítimos (departamento 06), se encuentra un olivar milenario que se considera como uno de los árboles más viejos del mundo. En un artículo publicado en Nice-Matin, el especialista de árboles notables, Robert Bourdu, afirma que tendría más de 2 000 años y que sería entonces contemporáneo de Cristo. Este fresno provenzal tiene, a la fecha, una circunferencia de 16 m y una altura de 13 m por sus múltiples ramificaciones.

JPEG

Provenza se caracteriza con frecuencia por sus campos de olivares que acaban perdiéndose de vista. Por cierto, la región cuenta con uno que ha vivido milenios. Fue precisamente en Roquebrune-Cap-Martin, que un fresno se enraizó hace más de dos mil de años: quizás el árbol más antiguo en suelo francés, que produce todavía pequeñas aceitunas negras de la variedad “pichoulina”. La leyenda cuenta que fue la diosa Atenea quien dio vida al árbol inmortal para proteger y alimentar los hombres.

La realidad de la historia data de 1925, cuando el propietario del terreno, en el cual se encuentra este árbol tan particular, tenía la intención de cortarlo para hacer leña. Pero el historiador y ex Ministro de Relaciones Exteriores, originario de la región, Gabriel Hanotaux (1894-1895 y más tarde 1896-1898), decidió comprar el terreno a un precio más elevado que su valor, para salvarlo. En la actualidad, el olivar, etiquetado como “Árbol notable”, pertenece a la comuna.


Para mayor información:
- Nice-Matin
- Oficina del Turismo de Roquebrune-Cap-Martin


Deporte - Francia, campeona en formación de futbolistas

El sistema francés de formación de jugadores es el más eficaz del mundo. De acuerdo con las investigaciones del sociólogo serbio del deporte, Darko Dukic, publicadas por Le Monde, Francia no sólo ganó la Copa del Mundo 2018, sino que también formó a 52 jugadores de los 736 futbolistas que jugaron, en terrenos rusos, la Copa del Mundo 2018. De estos 52 jugadores nacidos en Francia, 29 de ellos decidieron ponerse la camiseta de selecciones extranjeras. Desde hace 16 años, el número de jugadores nacidos en Francia y que participan en la copa del mundo no ha dejado de crecer.

JPEG

Francia es en la actualidad el mayor exportador de jugadores del mundo. ¿Cuál es la razón de este dinamismo? Es la recepción en masa de más de dos millones de inmigrantes en Francia, de 1946 a 1990, por necesidades demográficas del país (lo cual explica también el número de talentos binacionales). Desde 2002, 216 jóvenes talentos franceses han participado en la Copa del Mundo de futbol jugando para otra selección. Concretamente París y sus alrededores son los lugares que más jugadores proporcionaron. En total, 52 jugadores de este Mundial son franceses: este número corresponde a más de dos selecciones nacionales de futbol enteras, mientras que “numerosos son los países que no pueden conformar un equipo lo suficientemente competitivo” según Darko Dukic.

La explicación de estos resultados se encuentra también en la política de formación exigente implementada en Francia. En la actualidad, 36 centros de formación certificados por el Ministerio de Deportes y 22 polos de esperanzas de la Federación Francesa, reciben y forman a futbolistas en ciernes. La formación francesa tendrá su próxima oportunidad de brillar, en el escenario internacional, con motivo de la Copa Mundial de futbol femenino, que se llevará a cabo del 7 de junio al 7 de julio de 2019 en Francia.


Para mayor información:
- Le Monde
- Encuesta Run Repeat


Educación - Las formaciones alrededor del vino: un éxito francés

Francia es mundialmente conocida por sus vinos de excepción, que se exportan a través del globo terráqueo. En la actualidad, el vino no es sólo se comercializa, sino también la experiencia y los conocimientos franceses en el ramo: a escala mundial, los estudiantes extranjeros favorecen las formaciones enológicas provenientes de Francia. ¿Cuál es la razón de este éxito? El patrimonio y la cultura francesa, que siguen siendo muy apreciados.

JPEG

A escala mundial, son los países productores “tradicionales” quienes proponen el mayor número de formaciones, en particular en los ámbitos de la enología y la viticultura. Los nuevos países productores ─provenientes mayoritariamente del hemisferio sur─ fueron los primeros en adoptar un enfoque diferente, modernizado, orientado a la mercadotecnia, el desarrollo comercial y el ambiente de negocios─. Pero más allá de la calidad académica, Francia conserva una ventaja competitiva única.

El experiencia y los conocimientos franceses en el ámbito del vino abarca, en efecto, diversos aspectos: lingüístico, en primer lugar, pues mucha de la riqueza del campo lexical del vino proviene de palabras tomadas de la lengua francesa; cultural y gastronómico, pues el producto puede apoyarse en el turismo enológico, en plena efervescencia; y las artes de la mesa, gracias al reconocimiento de la comida gastronómica de los franceses como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. En términos de territorios, Francia puede sentirse orgullosa de la riqueza de sus terruños y de la diversidad de las regiones especialistas en el vino: Alsacia, Languedoc, región bordelesa, Ródano, Costa Azul, Loira…. Por último, el vino francés goza de un enfoque científico sofisticado, que coloca la innovación en la parte medular de su estrategia, para hacer de Francia el líder en materia de producción, pero también en términos de transmisión de conocimientos y de control de las artes enológicas y vitícolas.

Hoy día, el vino representa un sector con porvenir en Francia (600 000 empleos), orientado hacia la comercialización en el extranjero, y abierta a todos los apasionados del mundo entero. Se han creado numerosas formaciones, en particular, en las escuelas francesas de prestigio ¡No duden en informarse al respecto!


Para mayor información:
- Sud Ouest
- Presentación de las formaciones relacionados con el vino, por La Revista del Vino de Francia

Dernière modification : 02/08/2018

Haut de page